Conservar La Sangre Del Cordón Umbilical: Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre Las Células Madre

Si te estás planteando la posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical de tu bebé, pero no sabes por dónde empezar porque has leído mucha información en Internet y no sabes con qué quedarte, te recomendamos leer este artículo que resume los aspectos principales a tener en cuenta a la hora de guardar o donar la sangre del cordón umbilical de un recién nacido.
En definitiva, las células madre del cordón umbilical de tu bebé son extremadamente valiosas porque pueden convertirse en otros tipos de células, tejidos y órganos que podría llegar a necesitar el bebé en el futuro.
La crio-preservación de células madre del cordón umbilical puede entenderse como una inversión en la salud y bienestar futuro de tu bebé.
¿Qué es el cordón umbilical?
Lo primero que debes saber es que el cordón umbilical conecta a un bebé con su mamá durante los nueve meses de embarazo hasta el alumbramiento.
Un cordón umbilical mide unos 50 cm. de largo y 2 cm. de grosor, y va desde el estómago del bebé hasta la placenta de la madre que se encuentra en el útero. En el interior del cordón umbilical se encuentran las preciadas células madre.
¿Cómo funciona el cordón umbilical?
El rol del cordón umbilical es llevar nutrientes, oxígeno y hormonas al bebé a través del flujo sanguíneo que circula hacia el útero y funciona también como una depuradora eliminando los deshechos del bebé a través de su madre.
De esta forma, el bebé recibe todo lo que necesita para crecer y desarrollarse mientras que está en el útero materno. En la recta final del embarazo, la madre transmite al feto anticuerpos a través del cordón umbilical ofreciéndole protección frente a posibles infecciones y eliminando deshechos nocivos a través de los riñones.

¿Qué pasa con el cordón umbilical durante el parto?
Cuando nazca tu bebé, los facultativos sanitarios procederán a cortar el cordón umbilical, pinzándolo previamente con unas abrazaderas esterilizadas. Como el cordón umbilical no tiene nervios, el corte no duele ni al bebé ni a la madre. El corte del cordón umbilical tampoco implica la pérdida de cantidades importantes de sangre.
Aproximadamente una o dos semanas después del nacimiento del bebé, los restos del cordón umbilical se secan y se caen. Poco tiempo después, cicatriza y sana completamente convirtiéndose en el ombligo.
La conservación de células madre del cordón umbilical simplemente consiste en extraer – y preservar – unas muestras de sangre y/o tejido del cordón durante el parto.
¿Qué son las células madre?
Las células madre son células microscópicas programadas para formar distintos tipos de tejidos. Puedes imaginarte las células madre como “súper células” ya que su misión todavía no ha sido establecida y pueden convertirse en muchas cosas distintas.
Por eso precisamente son tan valiosas las células madre de tu bebé; porque pueden convertirse en otros tipos de células, tejidos y órganos que podría llegar a necesitar en el futuro.
Todos tenemos células madre adultas en nuestro cuerpo, pero su calidad suele empeorar con el paso del tiempo ya que las células madre adultas se van dividiendo y pierden sus propiedades reparadoras y auto regenerativas.
Sin embargo, el nacimiento de un bebé es una ocasión única para conservar las células madre – y el valioso material genético que contienen – porque son jóvenes. El cordón umbilical incluye en su interior dos tipos de células madre:
  • Células madre de la sangre del cordón umbilical – Tienen la función de constituir diferentes células del sistema inmunológico y sanguíneo incluyendo los glóbulos blancos (combaten distintos tipos de enfermedades), los glóbulos rojos (transportan oxígeno en el organismo) y las plaquetas (sirven para cicatrizar lesiones).
  • Células madre del tejido del cordón umbilical – Los vasos sanguíneos del cordón umbilical están protegidos por una gelatina que es una fuente rica de células madre. Estas células pueden diferenciarse en órganos y tejidos (hueso, grasa, hígado, neuronas, páncreas …)
¿Qué enfermedades pueden tratar las células madre?
Los expertos creen que las células madre podrían utilizarse para curar innumerables enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer, los problemas cardiacos o la diabetes que se originan por lesiones en determinados grupos de células.
En la actualidad, las células madre obtenidas de la sangre del cordón umbilical pueden utilizarse como parte de terapias para el tratamiento de innumerables enfermedades incluyendo distintos tipos de leucemias, anemias, ciertos tipos de linfomas, desórdenes congénitos de las plaquetas, anomalías congénitas del sistema inmune, ciertos tumores, enfermedades metabólicas y otros desórdenes.
De igual manera, las células madre obtenidas del cordón umbilical siguen empleándose en distintos ensayos clínicos para combatir muchas enfermedades más.
Bancos de células madre del cordón umbilical
En estos momentos existen numerosas empresas privadas en España que actúan como bancos privados de células madre procedentes del cordón umbilical.
Estas empresas generalmente se ocupan de:
1.) Extraer las células madre de una muestra de sangre del cordón umbilical del bebé obtenida inmediatamente después del alumbramiento.
2.) Crío-preservar (congelar) las células madre extraídas del cordón umbilical, y almacenarlas en un entorno protegido para su posible utilización terapéutica a futuro.
Si se contrata este servicio de banco de células madre, en el momento del nacimiento los facultativos sanitarios recogerán una muestra de sangre del cordón umbilical y lo enviarán a procesar. Una vez extraídas separadas las células madre, se conservarán congeladas hasta su eventual utilización en el futuro.
Cada uno de estos bancos privados de células madre procedentes del cordón umbilical tiene su propia operativa, y actúan de forma diferente, pero en general el proceso es muy sencillo.

El Cordón Umbilical

El cordón umbilical conecta a un bebé con su madre durante el periodo de gestación (antes de nacer) mientras éste se encuentra en el interior del vientre materno.
El cordón umbilical mide aproximadamente 50 cm. de largo y 2 cm. de diámetro, y se extiende desde una abertura en el estómago del bebé hasta la placenta materna que se encuentra en el útero. En su interior, se encuentran las preciadas células madre.
La placenta empieza a formarse en el momento de la implantación del embrión en la pared uterina, lo cual tiene lugar aproximadamente una semana después de producirse la fecundación. La placenta se desarrolla a partir de las mismas células provenientes del espermatozoide y el óvulo.
Funcionamiento del Cordón Umbilical
La misión primordial del cordón umbilical es transmitir nutrientes, oxígeno y hormonas al bebé a través del flujo sanguíneo que circula hacia el útero a una tasa de aproximadamente 500-700 ml. por minuto.
Gracias a este flujo sanguíneo que se transporta a través de los vasos que se encuentran en el cordón umbilical, el bebé recibe todo lo que necesita para desarrollarse correctamente. En la recta final del periodo de gestación, la madre transmite al feto anticuerpos a través del cordón umbilical ofreciéndole protección frente a posibles infecciones hasta aproximadamente tres meses después del nacimiento.
feto con cordón umbilical
El cordón umbilical visible en un feto de 39 semanas.

De igual manera, el cordón umbilical funciona como una depuradora eliminando los deshechos del bebé (sobre todo del anhídrido carbónico), pasando al torrente sanguíneo materno que a su vez procede a su eliminación a través de los riñones. 

donde está el cordón umbilical
Ubicación del cordón umbilical
 Como se ha indicado anteriormente, la sangre circula a través de los vasos que se encuentran en el interior del cordón umbilical incluyendo:
  • Una vena que transporta flujo sanguíneo rico en oxígeno y nutrientes al bebé a través del cordón umbilical.
  • Dos arterias en el cordón umbilical que devuelven la sangre desoxigenada y productos de deshecho, como el dióxido de carbono, a la placenta materna.
Los vasos sanguíneos del cordón umbilical se encuentran protegidos por una gelatina firme (Gelatina de Wharton) recubierta por una fina membrana fibrilar.
El Cordón Umbilical Después del Parto
Poco tiempo después de que nazca el bebé los facultativos sanitarios que atiendan el parto procederán a cortar el cordón umbilical, pinzándolo previamente con unas abrazaderas esterilizadas colocadas aproximadamente a una distancia de 3-4 cm. del ombligo del bebé. Cabe destacar que hay cierto debate acerca de cuándo es el mejor momento de cortar el cordón umbilical y cuánto tiempo conviene esperar tras el alumbramiento. Durante esta parte del proceso se procede a guardar las células madre del cordón umbilical.
Como el cordón umbilical no incluye terminaciones nerviosas, el corte del mismo no resulta doloroso para el bebé ni para la madre, y en ocasiones son los propios progenitores quienes tienen el honor de cortar el cordón umbilical. De igual manera, el corte del cordón umbilical no conlleva la pérdida de cantidades sustanciales de sangre.
Entre 5-15 días después del nacimiento del bebé, los restos del cordón umbilical tienden a secarse, se vuelve negro y se cae por sí sólo. Aproximadamente 7-10 días después de que se haya caído, el cordón umbilical sana completamente.
Durante el periodo comprendido entre el nacimiento del bebé y aproximadamente 7-10 días después de que haya sanado por completo el ombligo – los restos del cordón umbilical – es muy importante mantener la zona limpia y seca para prevenir infecciones.
cordon umbilical cortado
El cordón umbilical se corta después del nacimiento del bebé